Creativos en formato boutique que apuestan a la reputación online


Fue 2010 un año bisagra en la vida de Agustina García Estrada, entonces, una joven licenciada en Marketing que cursaba una Maestría en Administración de Empresas (MBA, por sus siglas en inglés) en la Universidad de San Andrés y que se había ganado una beca para ir a estudiar a la madrileña IE Business School, una de las escuelas de negocios mejor posicionadas del mundo, según el ranking del Financial Times. Hasta ese momento, García Estrada, que contaba 29 años, se desempeñaba en áreas vinculadas a Comunicación y Marketing en una multinacional, en Buenos Aires. Y no imaginaba que, pronto, se iba a convertir en la cabeza de e-Roy, una agencia digital y creativa, que emplea a ocho personas, exportó campañas a los Estados Unidos, México, Paraguay y Perú (ver recuadro) y facturó $ 2 millones en 2014.

Ideas nuevas del Viejo Mundo

“Estamos una década atrasados respecto a los Estados Unidos en marketing digital y cinco años frente a España”, destaca García Estrada, durante una entrevista telefónica con El Cronista Pyme.

La emprendedora regresó a la Argentina en diciembre de 2010, tiempos en los que, como ella define, “estaba explotando el comercio electrónico en el mundo”. “Estaba por casarme y tenía que definir mi carrera profesional. Incluso, me habían reclutado de una compañía de consumo masivo para ocupar una posición en México y me habían salido algunas propuestas para trabajar en una firma dedicada a la indumentaria deportiva en España”, comenta.

Pero García Estrada decidió apostar al proyecto propio y vio una oportunidad en la Argentina para del desarrollo digital y de social media. “Trabajé durante más de 10 años en firmas de consumo masivo y noté que en nuestro país no existía una verdadera cultura digital instalada en el sector, y que solo algunas pocas empresas incursionaban en la venta online”, afirma la emprendedora que, durante sus seis meses de estudio en España, tomó varios cursos de tecnología y comunicación para completar su formación.

“En cuanto llegué de Madrid, decidí formar un equipo con capacidades complementarias para poder montar una agencia capaz de cubrir esta oportunidad de negocio”, comenta. Así es que se sumaron al equipo Esteban Aguirre, director Creativo; y Manuel Peña, gerente de Finanzas; ambos dueños y socios gerentes de Ojo de Pez, una agencia creativa en Paraguay, que luego fue adquirida por DDB. Pocos meses después se incorporó a la sociedad Demián Manzur, a cargo de Operaciones, Tecnología y Desarrollo. Los primeros dos, hoy, no forman parte de la sociedad sino que mantienen una relación como grupos estratégicos asociados.

Trabajo a distancia

El crecimiento fue rápido. Y luego de los tres primeros clientes, empezaron a multiplicar el trabajo, cuadruplicando la facturación en menos de un año, comenta. Los primeros trabajos se dirimieron entre charlas de cafés, encuentros virtuales, mails y mucho Skype. “Nos reunimos dos o tres veces por semana en espacios de coworking, pero trabajamos desde nuestras casas. Esta metodología nos resultó efectiva”, comparte. Y los hechos lo demuestran: poco después, sumaron clientes importantes Levi’s, Falabella, Banco Macro, Adecco, Goodyear, LAN Argentina y Masisa Argentina. “Esta última hace tableros de madera y trabaja mucho con las universidades. Hicimos el lanzamiento de sus redes sociales. Construimos un muro como si fuera el de Facebook y lo ‘sacamos a pasear’ por las facultades de diseño. Los chicos pasaban, veían Masisa en las redes sociales y le daban un like”, recuerda.

Los proyectos para e-Roy no se detienen. Hoy en día, los socios y el equipo se encuentran desarrollando una nueva unidad de negocios, enfocada exclusivamente en reputación online o construcción de imagen digital positiva de empresarios, políticos y celebrities, como marca en los entornos digitales: web, mobile y social.

“Nuestro próximo objetivo es abrir oficinas en América latina, a través de una asociación que estamos formalizando con un grupo inversor, lo que permitirá ampliar nuestra red de clientes y agrandar nuestro equipo de emprendedores internos”, comenta García Estrada. Asimismo, también analizan el desarrollo de un nuevo producto tecnológico que, si bien aún no pueden adelantar muchos detalles, estará destinado a brindar soluciones para empresas vinculadas a los medios.

Laura Mafud

Ficha

– Fundación: 2011.
– Actividad: agencia de marketing digital.
– Inversión inicial: $ 25.000 (fondos propios).
– Facturación 2014: $ 2 millones.
– Empleados: 8.

Para acceder al artículo original ingresar en: http://www.cronista.com/pyme/Creativos-en-formato-boutique-que-apuestan-a-la-reputacion-online-20150723-0010.html